PEDICULOSIS.

CONSIDERACIONES PARA SU CONTROL SIN PERJUICIOS A LA SALUD Y EL MEDIO AMBIENTE.
Las infecciones de piojos día a día se hacen más comunes en niños y adultos. Para combatir estas infecciones se encuentran en el mercado lociones y champú a base de sustancias químicas catalogadas por la organización mundial de la salud como extremadas y altamente peligrosas por su  toxicidad. Este es el caso del insecticida Malatión y de sustancias químicas como la Deltametrina y la Permetrina, no tan toxicas como el Malatión, pero igualmente peligrosas.
 
 
El Malatión es un insecticida organofosforado que se absorbe con facilidad por inhalación, ingestión y penetración dérmica. El Malatión no es un insecticida puro si no un "complejo" con derivados e impurezas como los trimetilfosfatos y el Malaoxón, que son varias veces más tóxicos que el Malatión puro.
 
Estas sustancias son venenos y muy dañinas para el ser humano y el medio ambiente. Sin embargo pueden ser sustituidas por métodos alternativos para el control de la pediculosis. Estos preparados son fáciles de utilizar, efectivos y lo más importante, no implican riesgo para la salud humana.
 
La mejor alternativa para el control de la pediculosis es la prevención con adecuadas prácticas de limpieza e higiene. Revisar diariamente la cabeza de los niños para detectar la presencia de piojos adultos o liendres y removerlas con un peine fino, preferentemente metálico. Concomitantemente a estas prácticas resulta muy recomendable la utilización de preparados a base de numerosos plantas y hierbas disponibles en el mercado; así también como aceites, vinagre y otros ácidos orgánicos diluídos, que se aplican solos o como vehículo de extractos naturales. Algunas plantas a tener en cuenta para su utilización como piojicidas son Aloe Vera, Yerba Piojera (Delphinium staphisagria), Chamico (Datura ferox), Ruda y Cedro Santo. La utilización de plantas debe evitarse durante los periodos de embarazo y lactancia, o en niños menores de tres años, y deben ser recolectadas en lugares donde no se utilicen plaguicidas, lejos de industrias, basureros o caminos de alto tránsito de vehículos.
 
Fuentes:
"Informe sobre los riesgos ambientales y 
sanitarios del Malatión". Dr. Raúl A. Montenegro, 2001.
"Alternativas para el control de piojos y sarna".
RAP-AL Uruguay , Diciembre 2006